Manual de fotografía viajera para torpes

INDICE

1.- Introducción
2.- La cámara digital
3.- Cómo se forma la imagen
4.- El diafragma y el obturador
5.- La profundidad de campo y la distancia hiperfocal
6.- El enfoque en las cámara digitales
7.- La luz, su importancia en fotografía
8.- El histograma, que es y para que sirve
9.- El flash
10.- Los filtros, ¿para que sirven?
11.- La iluminación. El factor sol en la fotografía de viajes
12.- El ojo y la cámara
13.- El arte de fotografíar
14.- Reglas de la composición
15.- Errores comunes en la exposicion

INTRODUCCIÓN

Este manual pretenderá a lo largo de su existencia dar algunas nociones sencillas y fáciles de comprender sobre fotografía, cámaras digitales y algunos trucos y consejos para los usuarios de estos cacharrines. Sobre todo dirigido a los viajeros y sus viajes, aunque, si hay tiempo, podremos ver algunas incursiones en técnicas fotográficas sencillas y fácilmente realizables.

Vamos a comenzar primero a ver que maquinaria podemos llevarnos a nuestros viajes o que maquinaria comprar. Antes de sacarla del cajón o de comprarla tenemos que tener claro qué queremos hacer con nuestras cámaras y para que las queremos, deberemos preguntarnos ¿qué queremos hacer sólo fotos de nuestros viajes y salidas o, ya que nos ponemos, las queremos para enseñar algo mas que una instantanea?. Una vez que hemos seleccionado nuestra opción. Estas respuestas nos pueden ayudar a elegir nuestro equipo fotográfico y en función de esta decisión será mas o menos caro.

Lo bueno de la fotografía digital es que se ha popularizado su uso y por lo tanto su coste ha bajado enormemente. La fotografía digital no necesita de costosos laboratorios de revelado ni de delicados carretes fotográficos, a no ser que seas profesional, que si es así este no es tu sitio. Esta sólo se necesita una cámara digital con una tarjeta de memoria y un equipo informático mas o menos completo. Hoy en día para una persona sin pretensiones profesionales con un ordenador normalito es más que suficiente para poder visionar, retocar y almacenar sus fotografías. El que utilizo me costó la CPU 350€ hace tres años por lo que este tema no es demasiado costoso, si importante puesto que te permite administrar y revisar tu trabajo.

Necesitaremos saber y tener claro qué es lo que queremos hacer con nuestra cámara digital, si lo que queremos es fotografiar aquello que nos interesa sólo para recordar y que pese poco, nuestra opción es clara; UNA COMPACTA. Las compactas son automáticas en casi todos sus aspectos, nos dejan cierta libertad a la hora de elegir pocos parámetros; pero nada mas. De esta forma nos aseguramos en un 80% de los casos que nuestra fotografía quedará bien ya que será la cámara la que hará el trabajo por ti. Si lo que queremos es fotografiar lo mismo que aquellos que tienen las compactas pero quieres dar imaginación y un poco de arte a la fotografía. Es decir, si quieres enseñar algo mas que el paisaje y quieres mostrar sensaciones, entonces será UNA REFLEX DIGITAL o SLR. En este último caso lo que te recomiendo es que no te dirijas primero a las SLR profesionales sino que pruebes primero con las amateur o de consumo, como dicen algunas firmas, para ver como te va esto de la fotografía. De esta forma, si ves que no es lo tuyo, estas SLR tienen las mismas funciones que una compacta pero con opción a tener todo manual y mucho mas económicas que las profesionales. Ya lo veremos.

La fotografía es un arte y como tal se puede hacer arte con todo material que tengamos en nuestras manos. El hecho de tener una compacta no significa que tenga que ser frío y áspero lo que salga de nuestras manos, también se han hecho fotos magnificas con compactas. Yo comencé la foto digital con una compacta, la Canon IXUS 450, que aun conservo, y me ha dado unos resultados magníficos. De la misma forma una SLR, al ser mucho mas manual no siempre te saldrá lo que quieres representar y a veces de desanimarás. Si tu terquedad hace que continúes y sigas con esto de la fotografía como arte entonces, entonces estás perdido por que querrás mas y en este caso deberás saber que en un alto porcentaje de probabilidades cambiarás de equipo y adquirirás otro superior al que ya te has comprado.

Después de saber para que queremos la cámara, y dentro de los dos grupos que acabamos de hacer referencia, tendremos que dilucidar que compacta o que SLR queremos adquirir y no morir en el intento. Para eso antes tendremos que conocer un poco y para que sirven las diferentes opciones de cámaras existentes en el mercado y así conozcas que es lo importante a la hora de elegir.

En los mismos términos podemos decir sobre los programas de tratamiento de imágenes. Cualquier programa de tratamiento fotográfico será bueno para nuestros propósitos pero aquí utilizaremos el tan traído y llamado Photoshop tanto es su versión CS o Elements, con esto quiero decir que lo mismo podremos hacer lo que aquí digamos bien con una u otra versión. La diferencia entre uno y otro es que la versión CS es mas profesional que la Elements y si os fijáis en el precio se nota. El precio suele fijar la diferencia de las cosas, aunque no siempre. ¿Qué pasa con el resto de los programas? también son buenos pero aquí nos dedicaremos al Photoshop.

Vamos al tema, una vez que hemos dejado claro algunos conceptos.



----- Tema siguiente -----

 

© Javier Sancho
Queda prohibida toda reproducción total o parcial sin consentimiento expreso del autor.