Manual de fotografía viajera para torpes

INDICE

1.- Introducción
2.- La cámara digital
3.- Cómo se forma la imagen
4.- El diafragma y el obturador
5.- La profundidad de campo y la distancia hiperfocal
6.- El enfoque en las cámara digitales
7.- La luz, su importancia en fotografía
8.- El histograma, que es y para que sirve
9.- El flash
10.- Los filtros, ¿para que sirven?
11.- La iluminación. El factor sol en la fotografía de viajes
12.- El ojo y la cámara
13.- El arte de fotografíar
14.- Reglas de la composición
15.- Errores comunes en la exposicion

EL DIAFRAGMA Y EL OBTURADOR

EL DIAFRAGMA Y EL OBTURADOR

Hacemos un tema de estos dos elementos puesto que tienen una importancia relevante en la fotografía, tanto es así que hay que tener un conocimiento perfecto de su comportamiento para poder hacer con nuestras instantáneas lo que deseemos en el momento que deseemos.

Son básicamente los artífices de la calidad de exposición de nuestras fotos. Son, como ya hemos dicho antes, los que se encargarán de hacer pasar la luz necesaria al sensor.

  • EL DIAFRAGMA
    Es una membrana que tienen las cámaras compactas o los objetivos en las SLR y que se encarga de dejar pasar más o menos luz al sensor. Funciona como el iris del ojo humano, va cerrándose a mayor cantidad de luz y se abrirá a menor cantidad de luz.

    Esta apertura vendrá medida con una f seguida de un número: f/1 - f/1.4 - f/2 - f/2.8 - f/4 - f/5.6 - f/8 - f/11 - f/16 - f/22. Esta sucesión representa que cada valor es la mitad de su siguiente y el doble de su anterior, de esta forma f/1 es lo mas abierto y a partír de ahí iremos cerrando.

  • EL OBTURADOR
    Consiste en una cortina que se encuentra dentro del cuerpo del equipo fotográfico en las SLR y, por supuesto que las compactas también lo tienen. Esta cortina es la encargada de dejar pasar un determinado tiempo la luz que atraviesa el diafragma, es decir, controla lo que se llama el tiempo de exposición. Como ya hemos dicho antes se encuentra delante del sensor y que lo mantiene a oscuras fuera del alcance de los rayos luminosos. En las compactas esta es una sola cortinilla, mientras que en las SLR serán dos.

    Este tiempo estará medido mediante segundos o fracciones de segundo. Esta medida comenzará según las diferentes marcar y modelos de máquinas fotográficas, lo que si tendremos seguro serán tiempos de al menos 1" y el resto de la irá aumentando como con el diafragma, doblándose en el siguiente punto quedando de esta forma: ...1", 1/2", 1/4" , 1/8", 1/15", 1/30", 1/60", 1/125", 1/250", 1/500",..... aunque se pone sólo el denominador de la fracción y cuando se refiere al segundo completo se le pone las comillas. Por lo tanto la serie que hemos colocado anteriormente se quedaría de la siguiente forma: ...1", 2, 4, 8, 15, 30, 60, 125, 250, 500,...... El tiempo del obturador no es un tiempo estándar por lo que las diferentes marcas programarán sus modelos de la forma que les parezca bien.

    Existe otro detalle en el obturador, normalmente todas las SLR tienen un punto mas en este tiempo, el punto B (Bulb o bulbo). Este consiste en mantener el obturador abierto desde que pulsamos el botón de disparo la primera vez hasta que pulsemos otra vez el botón; o bien se mantenga este pulsado, según el modelo de cámara. Con esto conseguiremos tiempos mas largos de los que están programados.

Ya sabemos para que sirve cada uno de los elementos. Ahora necesitamos ver como se consigue una buena exposición de la foto. Esta será aquella combinación de abertura de diafragma junto con el tiempo de exposición que haga que la escena a captar por el sensor no esté subexpuesta o sobreexpuesta. Por lo que tendremos diferentes posiciones de velocidad y de apertura correctas para esta tarea.

La medida lumínica será el EV (Exposure Value) y para valores iguales tenemos diferentes combinaciones de diafragma y velocidad. Lo que deberemos saber es que a mayor tiempo de exposición las figuras en movimiento saldrán inexorablemente movidas y al contrario ocurrirá que las figuras saldrán congeladas, por supuesto manteniendo la abertura del diafragma en consonancia con la velocidad elegida.

Cuanta teoría, verdad. Vamos a la práctica.

-En las compactas. No te preocupes, estos datos será la propia máquina la que estudie el entorno y calcule tanto la abertura como la velocidad de forma automática. Sólo tendrás que decirle en qué escenario te encuentras y la máquina variará estos datos según la elección. Es decir, si le decimos que vamos a fotografías deportes lo que hará será elevar todo lo que pueda la velocidad del obturador, de esta forma conseguirá congelar el objeto a fotografiar; si por el contrario le decimos que queremos hacer una foto nocturna programará una velocidad muy lenta y el diafragma totalmente abierto para dejar entrar al sensor la poca luz que hay en la noche.

-En las SLR. Es aquí donde habrá que ver lo que el fotómetro de la cámara te dice. Te encontrarás una regla con un + en un extremo y un - en el otro y el centro un punto o algo parecido como ves en la figura. Estará bien en el panel de control o en el visor, lo más común es que lo encuentres en los dos sitios. También encontrarás los datos correspondientes a la velocidad y a la apertura

Esta regla te indicará la cantidad de luz que entra, tendremos que conseguir que la medición se acerque lo mas posible al centro. Cuando esta lectura esté cercana al negativo significará que necesitaremos que entre menos luz por lo has de cerrar el diafragma o dar mas tiempo al obturador, o las dos cosas a la vez, hasta que sólo quede iluminado el punto central. Lo mismo sucederá con al posición contraria. Necesitaremos que entre mas luz y tendremos que abrir el diafragma y/o dar menos tiempo al obturador. Tu serás quien deba decidir lo que haces para dar el efecto a la instantánea que quieras dar.

----- Tema siguiente -----

 

© Javier Sancho
Queda prohibida toda reproducción total o parcial sin consentimiento expreso del autor.