INICIO ATRAS

REFLEXIONES

La cobardía social del aborto

En Ceuta el 17 de Enero de 2014

No entiendo esta deriva en el PP encabezada por el Sr. Monago. No entiendo como este señor y sus seguidores pueden jugar con el asesinato de mas de «cien mil niños al año» por unos votos mas o menos de Izquierda Unida –otra vez jugando a ser político. La muerte de un no nacido, el asesinato de un niño no es cosa se consenso es cosa de valentía, es cosa de narices. Ya sólo por el hecho de que el PP tiene en su programa electoral la modificación de la ley del aborto debería apoyar esta tímida y timorata modificación.

No puedo entender como unos señores ecologistas, como se hacen llamar muchos pseudo defensores de la Naturaleza, son capaces de defender, incluso con sus vidas, zonas de desove de peces y no una vida humana. ¿a caso el huevo de un pez es distinto a un óvulo humano? Y si consideramos la zona de desove como el “útero” de los peces porqué en cambio un útero humano donde se desarrollan las mismas fases que en una zona de desove no es defendido con la misma fiereza. Y todo esto igualando un ser humano a un pez –que cosas.

Despreciamos y prohibimos el asesinato de Estado de un conocido con la pena de muerte, y en cambio alentamos y apoyamos, o dejamos pasar, un asesinato legal de un desconocido como es el aborto. Es fácil, nadie siente, nadie chilla, nadie gime, nadie suplica, nadie pide ayuda, es fácil matar así.

Una inmensa mayoría de mujeres que han utilizado esta solución sufren internamente y profundamente haber recurrido a esta trágica «solución». Ante la dificultad que tienen estas mujeres debemos ayudarlas también a que se sobrepongan. La culpa en gran medida es de esta sociedad, de sociedad banal, consumista y egoísta que mira para atrás. No quiere saber nada de esos niños que son descuartizados, o quemados con soluciones salinas hasta la muerte dentro del útero de su madre como si de un monstruo o de una pierna de la madre se tratara, como si tubieran que cumplir la pena de las faltas que han cometido otros.

A las niñas les damos a entender que «no te preocupes que si te quedas embarazada la sociedad paga la solución a tu problema». En cambio no les da una correcta educación y orientación sexual para que no se queden embarazadas si no lo desean. Además debe decirles que les apoyará dándoles los medios necesarios para que den a luz sin problemas en el caso de que les ocurra y no quieran mantenerlo.

La ley de aborto debería ser retirada en su totalidad. La vida de un ser humano, sea de la edad que sea, vale mas que la todos los seres humanos juntos. Lo valiente es no matar. Lo realmente atrevido es apoyar a todas las mujeres que necesitan ayuda y tienen dificultades para dar a luz a su niño.

La solución pacífica a todas las causas que la ley ampara para asesinar a la persona no nacida son perfectamente asumibles por la sociedad.

En España se tiene que ir a otros países para adoptar niños. Porqué no podemos hacer una legislación lo suficientemente inteligente para que estos niños puedan ser dados en adopción a aquellas parejas que se vean en la necesidad de tenerlos en sus brazos y de amarlos. Tenemos que ir a China u otros países porque en España no hay opción, o las leyes son tan rígidas que lo impiden.

Tenemos mujeres que no desean tener a estos niños por cualquier causa, pues ayudémoslas a que den a luz y los cedan en adopción. Ayudémoslas en todos los sentidos psicológicamente, económicamente, socialmente,... todo aquello que necesiten para que el niño sea bien acogido por otra pareja que si lo desee. Ayudemos a las mujeres que necesitadas del apoyo de la sociedad. Démosles atención psicológica y apoyo económico para que su vida sea la mas adecuada tanto para ella durante ese tiempo que va ha tener en su interior ese retoño, como para el niño que tiene que nacer.

Tan importante es el niño como la madre. La madre debe ser atendida en todo momento, y dejar que la naturaleza y la medicina actúen de forma autónoma, con plenitud de acción y de medios. Dejemos que la medicina se encargue de la salud y la naturaleza de la suerte. No volquemos la suerte siempre a un solo lado.

Ayudemos a aquellas personas que lo necesitan con buenos profesionales para que aquellos niños que supuestamente creemos que saldrán con diversas «malformaciones» (que palabra mas amorfa utilizamos para definir a aquellas personas con aptitudes distintas a lo común. No me gusta la utilización de este término en estos casos). Que estos niños y familiares estén atendidos y no tengan que hipotecarse ni socialmente ni económicamente para mantenerlos dignamente junto a nosotros. Pongamos todos los medios del Estado y los medios sociales en manos de las familias con estas necesidades, y lo mas importante, durante toda la vida de estas personas. Que los familiares sepan que estos seres queridos estarán apoyados en todo momento y puedan estar tranquilas incluso cuando ellas falten. Por eso ayudemos a todas las parejas que se encuentren en la suposición de que el niño pueda nacer con alguna enfermedad. También hay personas que quieren adoptar estos niños.

Cuantas familias son felices cuando son conscientes de la felicidad que reciben de estas personas, y dan gracias a Dios por no haber hecho lo que la sociedad parece que quiere que hagas con estas leyes.

Pero es mas fácil matar. Es mas fácil asesinar al que no conocemos. Nos tapamos los ojos ante esta barbarie y nos creemos que estamos mas socializados por que lo permitimos.

Y que podemos decir de aquellos padres que obligan a sus niñas a matar a su hijo por echo de estar embarazadas. Debemos ser capaces de hacer entender a estos padres lo que están haciendo con esa actitud. Es posiblemente la consciencia de la culminación de la mala educación que ha recibido su hija por su parte. Creen que el «problema» se solucionará con el asesinato de su nieto no nacido. En realidad se lo hacen pagar al niño. Quizás casi con seguridad, mas tarde, en su interior se arrepentirán de esta decisión. Quizás la actitud de estos padres sea más repulsiva, mucho mas, que la que realiza la propia madre frente al aborto. La madre se encuentra en una nebulosa de intranquilidad y desasosiego que es posible que le impida ver y pensar con claridad, y que puede tomar una decisión de la cual que podrá arrepentir toda su vida. En cambio, los padres al no encontrarse en esa tesitura tan profunda su visión es mas fresca y dicha decisión está tomada con plenitud de conciencia. Y la pena es que tomen esta decisión: «Matemos a nuestro nieto y problema resuelto». Qué facil es matar.

En cambio se debe premiar a aquellos padres que no permiten semejante felonía y ofrecen todo su apoyo a su hija. En algunos casos saben que su retoño no ha hecho bien pero aun así la apoyan con su amor y con su sabiduría de la vida, con todo lo que tienen. Luego estoy seguro que no se arrepienten de haber actuado como lo hacen. Bravo por estos padres.

No matemos a mas niños. Todos juntos podemos salvar a esta sociedad errante que no sabe a donde va.